Posts Tagged With: gaboto

SIETE LEGUAS SOBRE EL AGUA DULCE

Dejando atrás las tierras altas nos dejamos sumergir en lo profundo de la isla.

Cuando el grupo se dividió en el Ternero, porque tres debían regresar, Leonardo Ferreyra calló y oyó cómo se habían nombrado los lugares en los primeros tiempos de errabundear por el agua dulce de esta comarca.

Leo escuchaba al Guarú llamando a las cosas por sus nombres:

—Éstas son las Tres Curvas. Éste es el Bañado la Primavera. Esta zona se llama De las Flores.

—¿Cómo conocés tantos nombres, Mono?

—Se los ponemos nosotros, Mono.

—Ajá…

Al segundo día Leonardo Ferreyra desoyó, desobedeció y, cual expedicionario adelantado, fue nombrando por primera vez cada recodo, cada boca, cada árbol.

—Acá vinimos con Marcelito una vez y percibimos que el lugar estaba cargado de algo extraño.

—Bueno… Va a llamarse “La playa tipo Lihu”.

—Estas son las playas del Baldomero.

—Ahora serán las De los Rayadores Violentos.

—Éste es el Canal Sin Kayakista.

—Desde ahora es el Meones Medio.

—Aquel es el Árbol Triste.

—Ahora es el Árbol Feliz.

—A éste le dicen los Bueyes.

—Será La Cadera de Mar.

—Tas loco, Mono.

—Sí, Mono.

Después recordaron las enseñanzas del Anciano Gabriel, Miembro del Consejo, y se pusieron hojas de camalote entre la gorra y la cabeza, entonces el sol dejó de achicharrarles el cerebro y dejaron de nombrar cada recodo, cada boca, cada árbol.

Advertisements
Categories: Islas | Tags: , , , , , , , , | Leave a comment

AVES OBSERVADAS DURANTE OTOÑO-INVIERNO 2015

AVES OBSERVADAS DURANTE OTOÑO-INVIERNO 2015 EN LAS ISLAS DE PUERTO GABOTO

Las islas ubicadas frente a la localidad de Puerto Gaboto representan un mosaico de humedales con una gran diversidad de paisajes diferentes, conocidos actualmente como los «humedales del Río Paraná con grandes lagunas»[1]. Anteriormente estos paisajes eran llamados Paraná Medio, Alto Delta, Predelta o Delta, y para no prestar confusión se utilizará el nombre actualmente acordado para estos ecosistemas. Estos humedales con grandes lagunas son formados por el transporte fluvial de sedimentos, que al ser depositados forman cursos de agua permanentes de distinta magnitud, islas, grandes lagunas, madrejones pertenecientes a antiguos arroyos, etc.

El río alternó sus mediciones hidrométricas entre 2,73 m puerto Rosario – 2,98 m puerto Diamante, y 4,54 m puerto Rosario – 4,94 m puerto Diamante.

Entre la diversidad de paisajes, recorrimos:

-Bosques de espinillo en los anegadizos junto a las barrancas santafesinas y entrerrianas.

-Extensiones de grandes espejos de agua.

-Albardones altos con bosques mixtos donde se encuentran especies como el canelón, timbó colorado o ingá.

-Islas jóvenes con predominio de sauce.

-Albardones antiguos con bosques de timbó blanco.

-Brazos principales y menores del río que arrastran grandes cantidades de sedimentos formando islas nuevas.

¿Por qué aves?
Los animales son excelentes indicadores para conocer el estado de conservación de un ambiente natural. Los relatos históricos nos cuentan cómo las modificaciones humanas en el paisaje eliminaron varias especies nativas generado así un desequilibrio ambiental.
Estamos a tiempo de salvar las reservas de agua de los humedales, y una forma de ayudar e esta labor es conociendo cuáles especies silvestre habitan las islas, para hacer seguimientos en el tiempo y ver quiénes están hoy, quiénes aparecerán y quiénes desaparecerán por culpa de la manipulación humana de la naturaleza. La observación de estos animales es una tarea muy sencilla pues las aves están por todos lados, se dejan observar, son abundantes, y con muy poca práctica y un equipo muy económico es posible hacer importantes relevamientos.
Otros grupos de animales requieren de condiciones específicas para ser estudiados; por ejemplo, es difícil ver mamíferos nativos interactuando con el medio y muchas veces se estudian mediante la observación de heces o huellas. También es dificultoso estudiar anfibios y reptiles, sobre todo en esta parte del año, pues muchas de estas especies están invernando. Para observar peces es necesario quitarlos de su hábitat natural con el equipo y las técnicas adecuadas. Las aves, en cambio, son una excelente puerta de entrada para personas de cualquier condición y edad hacia el gran conocimiento de la naturaleza.

Especies observadas entre el 21 de marzo y 20 de septiembre de 2015.

  1. Macá Común Podiceps Rolland
  2. Macá pico grueso Podilymbus podiceps
  3. Macá Grande Podiceps major
  4. Biguá Víbora Anhinga anhinga
  5. Biguá Phalacrocorax olivaceus
  6. Garza Mora Ardea cocoi
  7. Hocó Colorado Tigrisoma lineatum
  8. Chiflón Syrigma sibilatrix
  9. Garza Blanca Egretta alba
  10. Garcita Blanca Egretta thula
  11. Garcita Bueyera Bubulcus ibis
  12. Garcita Azulada Butorides striatus (vista hasta la primera semana de mayo)
  13. Cuaco Nycticorax nycticorax
  14. Cabeza de hueso Mycteria americana (sólo un grupo en abril)
  15. Tuyango Ciconia maguari
  16. Cuervillo Cara Pelada Phimosus infuscatus
  17. Bandurria Plegadis chihi
  18. Espátula Rosada Platalea ajaja
  19. Chajá Chauna torquata
  20. Pato Real Cairina moschata individuos aislados y en pareja (esta especie presenta un grado de amenaza)
  21. Sirirí Colorado Dendrocygna bicolor
  22. Sirirí Pampa Dendrocygna viduata
  23. Pato Barcino Anas flavirostris
  24. Pato Cuchara Anas platalea
  25. Pato Gargantilla Anas bahamensis
  26. Pato Capuchino Anas versicolor
  27. Pato Crestón o Picazo Netta peposaca
  28. Pato Silbón o Cutirí Amazonetta brasiliensis
  29. Pato de Collar Callonetta leucophrys
  30. Caracolero Rostrhamus sociabilis
  31. Taguató común Buteo magnirostris
  32. Carancho Caracara plancus
  33. Chimango Milvago chimango
  34. Halcón plomizo Falco femoralis (un individuo cazando sobre el Coronda y el anegadizo ubicado debajo de la desembocadura del Carcarañá)
  35. Carau Aramus guarauna
  36. Ipacaá o Gallineta Aramides ypecaha
  37. Gallineta Común Rallus sanguinolentus
  38. Gallareta Chica Fulica leucoptera
  39. Pollona Negra Gallinula chloropus
  40. Pollona Pintada Porphyriops melanops
  41. Burrito Laterallus melanophaius (dos individuos en el arroyo el Ternero)
  42. Gallito de Agua Jacana jacana
  43. Tero real Himantopus melanurus
  44. Tero Común Vanellus chilensis
  45. Chorlito de Collar Charadrius collares
  46. Pitotoy Grande Tringa melanoleuca (dos individuos el día 20 de septiembre)
  47. Pitotoy Solitario Tringa solitaria (un individuo el día 20 de septiembre)
  48. Becasina Gallinago gallinago
  49. Gaviota Capucho Gris Larus cirrocephalus
  50. Gaviota Capucho Café Larus maculipennis
  51. Atí Phaetusa simples
  52. Gaviotín Chico Sterna superciliaris
  53. Paloma Montera p picazuró Columba picazuro
  54. Paloma Manchada Columba maculosa
  55. Mediana o Torcaza Zenaida auriculata
  56. Torcacita Columbina picui
  57. Yerutí Leptotila verreauxi
  58. Cotorra Myiopsitta monachus
  59. Pirincha negra Crotophaga ani
  60. Pirincha Guira guira
  61. Lechuza de Campanario Tyto alba
  62. Ñacurutú Bubo virginianus
  63. Lechucita Vizcachera Athene cunicularia (sobre la costa del Coronda y Carcarañá)
  64. Alilicucú Megascops choliba
  65. Atajacaminos Chico Caprimulgus parvulus
  66. Atajacaminos Tijera Hydropsalis brasiliana
  67. Picaflor Verde Chlorostilbon aureoventris
  68. Martín Pescador Grande o Matraca Ceryle torquata
  69. Martín Pescador Mediano Chloroceryle amazona
  70. Martín Pescador Chico Chloroceryle americana
  71. Carpintero Real Común Colaptes melanolaimus
  72. Carpintero del Cardón Melanerpes cactorum
  73. Carpintero Bataraz Chico Picoides mixtus
  74. Carpinterito Picumnus cirratus
  75. Carpintero Blanco Melanerpes candidus
  76. Chinchero Chico Lepidocolaptes angustirostris
  77. Remolinera Cinclodes fuscus (migrador invernal en nuestra zona)
  78. Hornero Furnarius rufus
  79. Curutié Colorado Certhiaxis cinnamomea
  80. Chotoy Schoeniophylax phryganophila
  81. Pijuí Frente Gris Synallaxis frontalis
  82. Espinero Grande Phacellodomus ruber
  83. Espinero Pecho Manchado Phacellodomus striaticollis
  84. Chororó, Pioro o Carnívoro Taraba major
  85. Cortarramas Phytotoma rutila (visitante invernal en nuestra zona)
  86. Anambé Pachyramphus polychopterus (sólo hasta abril)
  87. Sobrepuesto Lessonia rufa (visitante invernal en nuestra zona)
  88. Pico de Plata o Viudita Hymenops perspicillatus
  89. Picabuey Machetornis rixosus
  90. Benteveo Pitangus sulphuratus
  91. Suirirí Real Tyrannus melancholicus (sólo hasta marzo)
  92. Tijereta Tyrannus savana (sólo hasta abril)
  93. Burlisto Pico Canela Myiarchus swainsoni (sólo hasta marzo)
  94. Churrinche Pyrocephalus rubinus (un individuo permaneció todo el invierno en el mismo monte de espinillo —acacia caven—, en una laguna frente a la desembocadura del Carcarañá)
  95. Piojito Gris Serpophaga nigricans
  96. Piojito Trinador Serpophaga griseicapilla
  97. Golondrina Doméstica Progne chalybea (sólo hasta abril)
  98. Golondrina Parda Phaeoprogne tapera (sólo hasta abril)
  99. Golondrina Ceja Blanca Tachycineta leucorrhoa
  100. Tacuarita Troglodytes aedon
  101. Calandria Real Mimus triurus (visitante invernal en nuestra zona)
  102. Calandria Grande Mimus saturninus (sobre la banda occidental del Coronda)
  103. Zorzal Chalchalero Turdus amaurochalinus
  104. Zorzal Colorado Turdus rufiventris
  105. Tacuarita Azul Polioptila dumicola
  106. Juan Chiviro Silbón Cyclarhis gujanensis
  107. Arañero silbón Basileuterus leucoblepharus
  108. Celestino Thraupis sayaca
  109. Chiviro Pampa Saltator aurantiirostris
  110. Pepitero Gris Saltator coerulescens
  111. Cardenal Paroaria coronata
  112. Cardenilla Paroaria capitata
  113. Volatinero Volatinia jacarina
  114. Corbatita Común Sporophila caerulescens
  115. Chilenito o Corbatita Dominó Sporophila collares
  116. Chingolo Zonotrichia capensis
  117. Sietevestidos o Miente Mi Tío Poospiza nigrorufa
  118. Monterita Cabeza Negra Poospiza melanoleuca
  119. Chiviro de las Pajas o Verdón Embernagra platensis
  120. Boyero Cacicus solitarius
  121. Boyerito Icterus cayanensis
  122. Tordo Pico Corto o Negrucho Molothrus rufoaxillaris
  123. Morajú o Tordo Renegrido Molothrus bonariensis
  124. Músico o La China Molothrus badius
  125. Varillero o madrugador Agelaius cyanopus
  126. Congo Agelaius ruficapillus
  127. Varillero Ala Amarilla Agelaius thilius (cerca de Costa Grande)
  128. Pecho Amarillo o Chororó Pseudoleistes virescens
  129. Gorrión Passer domesticus (sólo en la costa occidental del Coronda)

Fotografías y textos: Maximiliano Leo.

Agradecimientos: a Javier, Marina, Pamela, Gabriel, Silvia, Julia, Candelaria, Gustavo, Florencia, Lihuel, Nadia, Iván y Mauricio por haber sido parte de las distintas expediciones en kayak y colaborar con las observaciones. A Clara, Tatiana y Rafael por permitirnos tener un lugar de desembarco para los kayaks en la Playa del Fuerte de Puerto Gaboto. A César —siempre— por iniciarme en esta aventura de vida. A Gilberto por ayudarme a conocer los nombres de los lugares de las islas Gaboteras.

Categories: Islas | Tags: , , , , , , , , | Leave a comment

LAS ISLAS DE PUERTO GABOTO

Las islas ubicadas frente a la localidad de Puerto Gaboto representan un entramado de paisajes diferentes, unidos y definidos por el incansable curso del agua dulce. Estos «humedales del Río Paraná con grandes lagunas» son formados por el transporte fluvial de sedimentos que llegan desde la gran vastedad de regiones que comprenden la cuenca del Plata.

La biodiversidad es una característica sobresaliente de esta región: además de las cientos de especies de plantas nativas, tan solo en las islas ubicadas frente a Puerto Gaboto podemos encontrar más del 20 por ciento de todas las especies de aves de Argentina —muchas de ellas migratorias que llegan desde el Ártico—, más de 200 especies de peces, y varios mamíferos y reptiles incluidos dentro de la lista de especies amenazadas.

Estas reservas de agua dulce no sólo ofrecen un paisaje que llena de paz y belleza al visitante, sino que son de gran utilidad para la vida de los vecinos de Puerto Gaboto, pues naturalmente brindan servicios ecológicos de gran importancia.

Beneficios de vivir junto a humedales sanos:

-Atrapan y transforman contaminantes de las poblaciones ubicadas de aguas arriba de Puerto Gaboto, donde se incluyen grandes urbes como: Santa Fe, Paraná, Resistencia, Corrientes, Posadas, Cuiabá, Corumbá, Asunción, Sao Paulo, entre otras. En total, más de 100 millones de personas viven en nuestra cuenca, aguas arriba de Puerto Gaboto, y los humedales son imprescindibles para hacer que el agua que baña nuestras costas siga siendo de alta calidad.
-A pesar de estar sitiados por una agricultura química altamente peligrosa para el ambiente y la salud de las personas, los humedales de las islas permiten que las especies animales y vegetales encuentren un sitio a salvo de las fumigaciones y los monocultivos de organismos genéticamente modificados.
-Los hongos y las bacterias que abundan en los humedales descomponen grandes cantidades de material orgánico, transformándolos en nutrientes para hacer que los suelos que inunda el Paraná sean cada vez más fértiles.
-Las plantas nativas de la isla procesan el smog que llega desde el cordón industrial ubicado a menos de 10 km del pueblo, secuestrando gases de efecto invernadero y de esa forma ayudando a combatir el calentamiento global.
-Regulan el caudal de agua, haciendo que las inundaciones lleguen de forma pausada y suave sin que haya que lamentar pérdidas humanas o grandes pérdidas materiales, y en los años de sequía mantienen de forma permanente el agua dulce en sus grandes lagunas.
-Los humedales recargan los acuíferos, almacenando agua dulce. Debajo de nuestros pies encontramos el gigantesco acuífero Guaraní, formado durante el descongelamiento de la última edad del hielo, que en el futuro puede ser la salvación al problema de la falta de agua en todo el mundo.
-El río suministra agua potable de altísima calidad y muy fácil de filtrar para el consumo humano, sin el arsénico que se acumuló en nuestras napas en tiempos remotos, por el efecto de las cenizas volcánicas que llegaban desde la cordillera de los Andes.
-Los humedales desalinizan los suelos, aumentando su fertilidad.
-Producen por sí mismos madera, leña, forraje, materiales para la construcción.
-Producen alimentos vegetales y animales, y también medicamentos. En Puerto Gaboto, más de 100 vecinos trabajan en la recolección de hierbas medicinales.
-Fomentan la reproducción de pequeños animales nativos que polinizan las huertas y el arbolado público no sólo de nuestro pueblo, sino también de los pueblos vecinos que se encuentran rodeados por la agricultura química y carecen de espacios naturales.
-Son de gran importancia para el enriquecimiento recreativo, deportivo, científico, educativo, artístico y cultural.

Cómo podés ayudar a la conservación y ser respetuoso con estas reservas de agua dulce:

Volvé a casa con la basura que generaste. Los envoltorios de plástico que arrojes al suelo van a terminar siendo arrastrados al río por el viento o la lluvia, y aguas abajo pueden provocar la muerte de animales. Los plásticos tardan siglos en desaparecer y en el camino perjudican a las especies no humanas que comparten nuestra Madre Tierra.

Si te gusta pescar, practicá la pesca responsable para que puedas agradecer al río lo que el río te dejó pescar y también puedan hacerlo las generaciones que vienen después que nosotros. Antes de la depredación generada por la exportación descontrolada de pescado, surubíes de 50 kilos proliferaban en estas aguas. Eso ya es pasado. Ahora te toca a vos ser parte del cambio a favor del regreso de los grandes migradores de agua dulce… o ser parte del problema.

Si pescaste, no dejes carnada o restos de cadáveres en el suelo o cerca de la costa. La putrefacción fomenta la proliferación de moscas y roedores.

Evitá el uso de armas de fuego sobre humedales de agua dulce. Los perdigones de plomo son altamente contaminantes y no pueden ser eliminados por la naturaleza, por lo que la contaminación se acumula en las lagunas y con el correr del tiempo traerán graves perjuicios.

Enseñales a tus hijos que donde pisa tu familia, el pasto que va a crecer será más verde.

Agradecé a la Madre Tierra que exista Puerto Gaboto: este paradisíaco balcón al río sin industrias con chimeneas ni efluentes cloacales, para que puedas venir una y otra vez, y cada vez que vengas encuentres este río de aguas purificadoras, bajo este cielo azul cristalino que te cubre con su manto de bendiciones.

Texto y fotos: Maximiliano Leo. 
Texto revisado por Fabio Baena, Gabriel Quaranta, Vanesa Pacotti, 
Cynthia Caballero y Lisandro Arelovich.

DSC_0086 copia
Postal de la Tierra del Agua.

DSC_0195
Arcillas, pasos y nacimientos.

DSC_0120
Cauces nuevos que se descubren en las bajantes.

DSC_0125
Todo… absolutamente todo es más rico en las islas.

DSC_0142
Anda la vida.

DSC_0143
Semillas para descubrimiento interior.

DSC_0148
Llamado a la espontaneidad.

DSC_0150
Erosión en pequeños matices.

DSC_0153 copia
Naves descansando.

DSC_0156 copia
Cielo y suelo.

DSC_0163 copia
Descubrí cuán lejos estás de vos mismo.

DSC_0184 copia
Aguará popé (zorro coatí).
DSC_0187
La puertita al monte.
DSC_0190 copia
Semillas de irupé.

DSC_0040
Los humedales son transmisores de paz.

DSC_0048
Ortigón.

DSC_0051

Mauricio estudiando el monte.

DSC_0058

Practicando la bhastrika antes del desayuno.
DSCN0462 copia

Atardecer en los espejos gaboteros.

DSCN0393 copia

Irupé.

DSCN0412 copia

Curiyú (ñacaniná) disfrutando del solcito invernal.

DSCN0414

Macá grande con su cría.

DSCN0423 copia

Lagunas de agua mineral.

DSCN0205

El Mar de Agua Dulce.

DSCN0211

Restos de nuestros antepasados chanáes.

04 (15)

Juntura.

04 (12)

Mostacilla (cleome).

04 (4)

Dormilón tijera.

04 (8)

Patrimonio natural de la humanidad.

03 (15)

Hocó.

03 (5)

Emú emú.

02 (1)

01 (8)

Arroyito color verano.

Categories: Islas | Tags: , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Voz del monte

Habló el igual entre la multitud.

Qué clase de persona es ésta, que anda liviano por la vida, que aletea sin deudas ni carga, que no se inclina ante caudillos ni banderas, que se levanta por la mañana sabiendo que es de mañana y entra en esa mañana sin pensar en la tarde, que elige ir sin llegar, que no necesita más de lo que provee la dignidad. Que si se vuelve ansiosa, es para que las cosas lleguen y no para que pasen. Que no le pesa más el lunes que el viernes ni el mayo que el noviembre. Qué clase de persona es ésta.

Y desde lo profundo del monte llegó otra voz, dirigiéndose al mismo sujeto.

Qué clase de persona sos, que todavía te creés el reflejo que te mira desde el fondo del claro entre la tapia. Vos no sos ese reflejo, pero sí ese reflejo sos vos. Estás tan lleno aún que el vacío de la libertad todavía muy lejos te queda, aunque el igual entre la multitud te vea liviano a través de sus ojos tan enajenados.

Todavía hay amor y odio, todavía hay orgullo y vergüenza.

Todavía hay patria y su fruto: la segregación.

Todavía la unidad está lejos, tal vez más allá de esta vida.

Maximiliano Leo.

del julio al timbó (97) del julio al timbó (94) del julio al timbó (92) del julio al timbó (91) del julio al timbó (90) del julio al timbó (89) del julio al timbó (87) del julio al timbó (85) del julio al timbó (79) del julio al timbó (71) del julio al timbó (67) del julio al timbó (66) del julio al timbó (65) del julio al timbó (63) M2E1L0-12R350B300 M2E1L0-7R350B300 del julio al timbó (53) del julio al timbó (52) del julio al timbó (50) del julio al timbó (49) del julio al timbó (46) del julio al timbó (45) del julio al timbó (42) del julio al timbó (41) del julio al timbó (34) del julio al timbó (33) del julio al timbó (31) del julio al timbó (30) del julio al timbó (29) del julio al timbó (28) del julio al timbó (26) del julio al timbó (25) del julio al timbó (22) del julio al timbó (21) del julio al timbó (20) del julio al timbó (12) del julio al timbó (10) del julio al timbó (8) del julio al timbó (6) del julio al timbó (4) parque-nacional-islas-de-santa-fe-91 copia Escudo de la Casa del Monte.

Categories: Uncategorized | Tags: , , , , , , , , | 3 Comments

IMÁGENES DE PUERTO GABOTO

Imágenes del pueblito costero más hermoso del mundo.

Categories: El pueblito | Tags: , , , , | Leave a comment

COMO EL CAMALOTE

—Cuánto por hacer…

—No. Estás equivocado. Nada por hacer, sólo por ser.

—¿Cuánto por ser?

Cansado de tanta derrota, de tanto derroche de hacer, de tanto por migas, de tanta retórica y exposición para torcer la voluntad de tan poco.

Cansado de enfrentar la naturaleza humana, se aprende que la desesperanza lleva a la resignación y que hay lo lúgubre en esa resignación. Lúgubre carente de brillo y vida, de oscuridad y nada. Pero casi imperceptible, casi nada… hay en lo que no brilla el haz ínfimo que logra atravesar donde está la gotera, la hendija, la grieta, el ladrillo mal pegado.

Hay la luz en el haz minúsculo. Y aunque no parezca, aquella enorme claridad que se fue desvaneciendo tras cada derrota, está compuesta por el mismo nutriente que mantiene siempre vivo al pequeño haz de luz.

¿Dónde sembrar? ¿En la oscuridad de la derrota y el desprestigio, ahí donde la naturaleza humana nos empuja al corromper o desertar, o buscamos en el haz que no hace más que iluminar el paso siguiente?

¿Dónde buscar? No hay buscar… hay no buscar, sólo andar por donde no se necesitan esfuerzos.

Nada hace el camalote. Y como nada hace, florece… y después tapea.

——–

Texto: Maximiliano Leo.
Fotos: Pamela Ramírez Reyes y Maximiliano Leo 
Fuentes de inspiración y plagio: Las islas, los humanos adultos y el Tao te king de Lao Tse.
 

puerto gaboto (1) Recolectando zarza y toratay.

puerto gaboto (2)

Emú emú en retirada.

puerto gaboto (3)

Monte espeso.

puerto gaboto (4)

Arroyo adentro junto al Parque Nacional Islas de Santa Fe.

puerto gaboto (5)

El jardín del edén.

puerto gaboto (6)

Novias leves del azul.

puerto gaboto (7)

Timbóes colosos entre el pajonal.

puerto gaboto (8)

Humedal adentro.

puerto gaboto (9)

Paz al final del día.

puerto gaboto (10)

Mburucuyá miní.

 puerto gaboto (11)

La playa más hermosa del mundo.

puerto gaboto (12)

Lo que es pregunta en la respuesta.

puerto gaboto (13)

El Bellaco.

puerto gaboto (14)

Pizza casera con salsa de camalote.

puerto gaboto (15) puerto gaboto (16)

El camping más lindo de Gaboto.

puerto gaboto (17)

Reservas de agua dulce.

puerto gaboto (18)

Espuma de chicharritas.

puerto gaboto (19)

Dura la vida del kayakista.

puerto gaboto (20)

Embalsado.

puerto gaboto (21)

Florecieron las cabombas.

puerto gaboto (22)

Nuestro jardín subacuático de agua mineral.

puerto gaboto (23)

Síi. La islas.

puerto gaboto (24)

Repentina floración de la verdolaga.

puerto gaboto (25) puerto gaboto (26)

Macá pico grueso.

puerto gaboto (27)

Macá grande adulto.

puerto gaboto (28)

Macá grande niño.

puerto gaboto (30)

Embalsado sospechoso.

puerto gaboto (31)

Espinero grande.

puerto gaboto (32)

El jardín de los senderos que se bifurcan.

puerto gaboto (33) puerto gaboto (34)

Por probar el vino y el agua salada.

puerto gaboto (35)

PARA OLVIDARSE DE SER REY Y SER FELIZ.

puerto gaboto (36)

No puede ser tan hermoso.

puerto gaboto (37)

Colores del volver a casa de cada tarde.

puerto gaboto (38)

El monte oscuro.

puerto gaboto (39)

Antes del último cruce, matecitos y jugar por última vez.

puerto gaboto (40) puerto gaboto (41) puerto gaboto (42) puerto gaboto (43)

El río… la fuente de vida del pueblito costero más hermoso del mundo.

Categories: Uncategorized | Tags: , , , , | Leave a comment

EL MILAGRO DE LA VIDA DISCRETA

Pequeños seres nocturnos que dan sus primeros pasos en la vida de las islas.Hydropsalis torquata (1) Hydropsalis torquata (2) Hydropsalis torquata (4) Hydropsalis torquata (5)

Categories: Islas | Tags: , , , , , , , | 2 Comments

FINAL DE LOS MARTES

Vi mis pies cansados, alternaban pasos para volver a casa, pisando ripiado y barro, pasando junto a la zanja. La luna ya estaba gigantesca y alumbraba entre los palos borrachos del Coronda… caminaba descansando por fin, trece horas después de salir esta mañana. Cansancio que pesa, cansancio que integra, cansancio que digna, cansancio que alivia, cansancio de ir volviendo a casa…

…y no sé si fue por la noche cálida, por las ranas que cantaban, por lo largo de las sombras de tener pocos faroles detrás y una luna gigantesca delante…

…no sé qué extraña mezcla se dio en ese momento, que me vi caminando lejos o bajando de una montaña, tal vez llegando a la zona de acampe de un lago del sur o caminando una huella rural, pero la pala al hombro se volvió mochila y me vi lejos, terminando un día de viaje…

Qué hermosos son los atardeceres de martes en Gaboto.

Categories: Uncategorized | Tags: , | Leave a comment

HOY EN EL PASADO

Cuando veo imágenes de un pasado no tan lejano, de ésos que todavía tienen olor a fresco, trato de imaginar qué cosas se parecían a «problemas»:

—Mirá qué bien que estábamos y tanta mala sangre nos hacíamos por esto, por lo otro. Qué pérdida de energía y tiempo.

Y si hoy dejara de ser el hoy y pudiéramos verlo desde el mañana. ¿Da para preocuparnos tanto por todo eso de turno que sabemos pasajero?

—¿Qué hacés, muchacha?
—Disfrutando del hoy como un ayer.
—¿…?
—Me paro en 2020 para entender qué zonzeras me distraían allá por aquel hoy.
—Solazo el de hoy.
—Qué bueno aquel día de calor allá en la playita, lejos de la civilización.
—¿Mate?
—Ni hablar de lo rico que estuvieron aquellos mates que estás por cebar.

Categories: Uncategorized | Tags: , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

PALABRAS DEL ORATORIO COSTERO

Entreverado entre las barbas que la crecida le dio al aliso. Ahí oculto anduvo. Ahí en silencio permaneció. Ahí en esa calma buscaba al niño al que le bastaba el primer codillo para cambiar de universo.

Hubo de mudar el espacio para volver en el tiempo. Si te vas, el infierno va con uno, le advirtió un apodado sabio quien había agrandado la mochila porque incrementó pasado. Miró su carga y sólo abundaba presente.

Tiempo de asomar entre las barbas que la crecida le dio al aliso y volver a hallar lo lejos de la infancia tras el primer codillo.

Partida, cruce, una boca, el recodo… y ya la isla lo devoró para siempre.

Del oratorio costero.

Categories: Islas | Tags: , , , | Leave a comment

Blog at WordPress.com.